viernes, 17 de abril de 2009

El Experimento Filadelfia "¿ficción o realidad?"





"Una serie de extrañas cartas recibidas por un hombre de ciencia en 1956 hablaban de unos experimentos secretos que habían vuelto invisible un destructor de la marina de los Estados Unidos y lo habían teletransportado de un lugar a otro.

El 'Experimento Filadelfia' es el nombre que recibió un supuesto experimento ultrasecreto llevado a cabo por la marina de los Estados Unidos en 1943, en el transcurso del cual un barco se volvió invisible y fue teletransportado de un muelle a otro.

El secreto parece empezar a desvelarse cuando Morris Ketchum Jessup, el controvertido científico, profesor durante los años 20 de astronomía y matemáticas en la Universidad de Drake, en Iowa, y en la Universidad de Michigan. Mientras preparaba su doctorado realizó investigaciones que llevaron al descubrimiento de varias estrellas dobles que, posteriormente, fueron catalogadas por la Royal Astronomical Society.

Jessup pasó mucho tiempo estudiando ruinas mayas e incas y llegó a la conclusión de que los edificios sólo pudieron ser construidos con la ayuda de una tecnología superior extraterrestre. La falta de dinero le obligó a abandonar sus investigaciones y a volver a los Estados Unidos, donde se puso a trabajar en 'The case for the UFO' (El alegato de los OVNIS), primero de cuatro libros sobre el tema, en el que mezclaba un poco de objetividad científica con mucha pseudociencia.


'The case for the UFO' fue publicado en Nueva York en 1955. A lo largo del libro, Jessup pedía a sus lectores que presionaran a sus representantes políticos para que exigieran investigaciones acerca de la teoría del campo unificado, problema con el que se había enfrentado Einstein durante los últimos veinte años de vida, y que -creía Jessup- podría aclarar la incógnita de la fuerza propulsora de los OVNIS.

El 13 de enero de 1956 Jessup recibió la primera de dos cartas de un lector que firmaba Carlos Miguel Allende y también Carl M. Allen. En sus incoherentes cartas, llenas de faltas de ortografía y de puntuación, Allende advertía a Jessup que debía olvidar su interés por la teoría del campo unificado. Una versión de esta teoría había sido aplicada por la marina norteamericana en 1943 -decía- en un experimento que había vuelto invisible a un barco, con terribles resultados para su tripulación. Jessup contestó a su corresponsal pidiendo más detalles. Allende no pudo proporcionarle más información.

Mientras tanto, Jessup y su libro habían sido tema de conversación en Washington D. C. En julio o agosto de 1955, un ejemplar de 'The case for the UFO' llegó a la Oficina de Investigación Naval (ONR). Se descubrió que contenía comentarios relativos al texto escrito en los márgenes, como si el libro hubiese pasado por las manos de tres personas. Los comentarios implicaban un conocimiento de los OVNIS, de sus sistemas de propulsión y del origen y antecedentes de sus tripulantes.

El libro pasó a manos de dos oficiales de la ONR, el comandante George W. Hoover, Oficial de Proyectos Especiales, y el capitán Sidney Sherby. Éstos invitaron a Jessup a Washington, le enseñaron el libro y le preguntaron si podía hacer algún comentario. Jessup dijo que, por la letra, uno de los autores era Allende, y después entregó las cartas de Allende a Hoover y Sherby.

El interés de la ONR por el libro anotado nunca fue explicado de forma satisfactoria, pero la ONR ha negado siempre que fuera oficial. Hoover y Sherby estaban personalmente interesados en los OVNIS, tema que daba entonces sus primeros balbuceos; su opinión era que 'ningún detalle, por desacreditado que esté desde el punto de vista de la ciencia clásica, debe ser pasado por alto' en la búsqueda de claves sobre la naturaleza de la gravedad. Por lo tanto, debemos deducir que el interés de Hoover y Sherby era personal y que cualquier investigación posterior fue emprendida por su cuenta.

Vista aérea de la base naval de Filadelfia en 1947, donde el Eldridge fue sometido al misterioso experimento científico.

No se sabe qué investigaciones pudo emprender Jessup, si es que lo hizo; su relación directa con el asunto terminó la noche del 20 de abril de 1959, cuando lo encontraron muerto en su furgoneta en Dade Country Park (Florida). Dentro del coche cerrado había sido introducida una manguera conectada con el tubo de escape: según todos los indicios, Jessup se había suicidado."

12 comentarios:

carlota. dijo...

Viste la pelicula? . Me gustaría teletransportarmeee ...jejejeje unos mnts sólo eh? .

Muy interesante George .

Besotesss guapo

verdial dijo...

Uno de los casos más interesante que existen sobre estos temas, que además parece que no es el único. Siempre nos quedará la ingógnita, aunque yo no lo veo del todo imposible.

Un abrazo

Didac Valmon dijo...

Ostras, qué interesante, no conocía nada de todo esto que cuentas...

Anabel Botella dijo...

Conocía algo por la película que hicieron hace años, pero esa historia se quedaba en la superficialidad. Muy buena la entrada. Me gusta que la gente me sorprenda porque todos los días aprendo algo nuevo.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Javi dijo...

Magnífica entrada, algo ley sobre esto, incluso puse una entrada en mi blog en relación a ello, pero creo que seguiremos quedando con la incognita.
Un abrazo.

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

... puede ser.. pude no ser... La película es buena. Hay tantas cosas de las que somos capaces que desconocemos y no sabemos que podemos hacer.. PEro todo llegará!

Como siempre un placer leerte y tenerte entres mis seres de luz.

Paula (Bera) dijo...

Qué buenísimo post!!!
Recuerdo vagamente haber visto una película, con las características que mencionás, pero dudo haberla visto completa.
Me enganché tanto con lo que escribiste que ahora quiero saber más, jaja.
Ese suicidio... se parece, y mucho, a "que parezca un accidente" (vos me entendés).
Te dejo un beso enorme!!!

mon dijo...

Muy buen post. Qué interesante reportaje!!! El suicidio, de todos modos, no tiene pinta de ser muy de verdad...suena más a otra cosa (como acabo de leer que opina Paula. Cuantas cosas se descubren contigo...gracias...

Un besazo...

Pd. Por cierto, yo en mi Palacio tengo una máquina teletransportadora...Un día te invitaré a que la uses, pero no se lo digas a nadie, eh!!!!

cristal dijo...

La historia está llena de sucesos oscuros nunca aclarados que son suceptibles de diversas interpretaciones. De lo que se deduce que de muchas cosas sólo sabemos lo que interesa que sepamos y que hay hechos cuyas causas nunca conoceremos. Un abrazo.

Paula (Bera) dijo...

HOLA DULCE, TE DEJE UN REGALO EN MI BLOG!!
TE ESPERO!!
BESOS!

Peter Camenzid dijo...

Teletransportacion....un sueño personal, desde niño.

No tengo dudas que la humanidad lo manejará como ahora los chiquillos manejan sus ipods y iphones. Hay mucho todavía por caminar

Silvia Beatriz dijo...

Geroge, tema más que interesante. Hay muchas cosas que se mantienen en secreto y la escusa es que la humanidad no está intelectualmente preparada para recibir la información. Hay un blog chileno (ahora no recuerdo la dirección) que sería tu delicia. En cuanto lo ubique te lo paso.
Tiene pruebas de comunicaciones con obnis y hasta con audios.
Besos